top of page
  • Foto del escritorMarisol Ramoneda

Saber PEDIR AYUDA: una de las claves para la felicidad

Actualizado: 7 oct 2023

En mi día a día como terapeuta me encuentro frecuentemente con personas de todas las edades con enormes dificultades o bloqueos para expresar lo que quieren o necesitan en ese momento.


La dificultad o incapacidad para hacerlo suele estar relacionada con las CREENCIAS (explicaciones que nos ayudan a comprender y dar significado a ciertos fenómenos de nuestra vida, que se forman con las experiencias anteriores, con los valores de nuestra cultura…). Por ejemplo, el acto de pedir ayuda podría venir influenciado por la CREENCIA de que supone:

  • Un signo de debilidad

  • O que son los demás los que deben adivinar lo que nos pasa, necesitamos o queremos.

Debajo de estas convicciones suele esconderse el miedo. El MIEDO es una emoción desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o imaginario, presente, futuro o, incluso, pasado. Partiendo de este supuesto las principales razones para no pedir ayuda serían el MIEDO a:

  • Admitir delante de los demás que no somos capaces de realizar algo solos; es decir, mostrar nuestra vulnerabilidad

  • Molestar a los otros

  • No ser merecedores de recibir ayuda

  • Enfrentarnos con la posibilidad de que nos digan que NO.

  • Deber un “favor” a los demás.

Cuando no expresamos o pedimos aquello que necesitamos estamos expuestos a:

  • Aguantar situaciones que se podían haber evitado (Ej: mal humor con tu pareja o tus amistades, realizar trabajos que no deseas hacer y se podrían reasignar a otras personas que disfrutan más con ellos, padecer síntomas de enfermedad o dolores innecesarios que los demás desconocen y por ello no te pueden orientar, asesorar o ayudar a solucionar …….).

  • Alargar que alcancemos nuestras metas y objetivos; ya que nadie conoce qué queremos, qué nos gusta y con qué somos más felices.

  • Limitar o reducir los vínculos de confianza con otras personas que se crearían en situaciones en las que se solicita ayuda y se permite recibirla o colaborar mutuamente.

Algunas recomendaciones para PEDIR AYUDA:

  • Explica directamente y sin excusas, qué necesitas.

  • Recuerda que todos nos merecemos el poder pedir ayuda.

  • Confía en la persona que tienes delante y no anticipes que su respuesta a tu petición va a ser negativa.

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page