• Marisol Ramoneda

5 claves para elegir el mejor psicólogo forense

«Un buen psicólogo forense puede ofrecer a los operadores jurídicos una visión real y

detallada de tu situación- ¡Elegir bien al profesional te puede cambiar la vida!»

Muchas personas desconocen qué es un psicólogo forense y por esto dedicaré unas líneas a explicártelo. La psicología forense es una rama de la psicología que se ocupa del análisis del comportamiento humano y de las consecuencias derivadas de dicho comportamiento en temas relacionados con la ley. Es decir, a través de entrevistas, pruebas psicométricas, análisis de la información obtenida y aportada (informes clínicos, declaraciones policiales, judiciales…) se emite un informe pericial que servirá de prueba y te ayudará en el proceso judicial en el que estés inmerso.


Actualmente un porcentaje muy elevado de peticiones de informes psicológicos forenses está relacionado con temas de familia. Te pondré algunos ejemplos de lo que puede evaluar un perito forense en este área: competencia parental, idoneidad de los progenitores para la guarda y custodia, régimen de guarda y custodia recomendado para los hijos, viabilidad de una guarda compartida, presencia o ausencia de interferencias parentales, consecuencias en los hijos de un cambio de residencia/país por parte de uno de sus progenitores, adopción ……


Existen otras temáticas en las que un análisis exhaustivo de tu situación puede ser de gran interés para explicar unos hechos y apoyar la defensa de tu abogado. Tenemos, por ejemplo los casos de maltrato (entre adultos, de los hijos a los padres, hacia los menores, abusos), temas penales (víctima e imputado, simulación), aspectos laborales (mobbing, incapacidad, secuelas de accidentes derivados del trabajo …… ) o civiles (capacidad testamentaria, secuelas..). Piensa tan solo que una sólida y buena argumentación por parte de tu defensa puede rebajar o aumentar los años de prisión, puede ayudarte a conseguir que pases más tiempo con tus hijos, rebajar o aumentar los temas económicos (pensión de alimentos, reclamación por daños...) y a la vez te deja tranquilo porque has hecho todo lo posible para diagnosticar qué ocurre y con ello puedes tomar las medidas correctivas que consideres.


Un psicólogo forense es un profesional al que sueles acudir de forma puntual a diferencia de un psicólogo sanitario o clínico. Su trabajo se concentra en un espacio temporal corto en el que tiene que dedicar muchas horas a tu caso para hacer una labor relevante siguiendo una metodología específica y cumpliendo con toda la normativa legal y ética.


Por este motivo, te describo las claves que te ayudarán en la elección del mejor psicólogo forense.


5 claves para elegir al mejor psicólogo forense


1. Elige a un profesional que pueda demostrar que tiene formación jurídica.


La acreditación como experto en psicología forense de los colegios oficiales de psicología es un indicador de que el profesional se ha formado, que tiene experiencia acreditada en estos temas y por ello sabrá entender la petición de análisis que le solicitas tú directamente, tu abogado o el juez. Es decir, el lenguaje de todos los que intervienen será el mismo.


Los psicólogos que dedican gran parte de su desempeño profesional (más de un 50%) al tema forense pueden ser buenos candidatos en tu decisión.


2. Debe tener estas competencias: ser ético, estar atento a los detalles, visión analítica y de síntesis de la información.


Dado que estas características son difíciles de valorar puedes pedir una visita informativa y tú mismo te darás cuenta de si los cumple y si te sientes cómodo con el profesional.


3. Desconfía si te dicen que pueden redactar lo que tú esperas sin haber analizado el caso. Sin haber iniciado previamente el estudio de tu caso un profesional no debería comprometerse a obtener un resultado concreto. Los que trabajamos en esta especialidad solemos rechazar el redactar el informe cuando no podemos defenderlo. Es por ello importante que te informes del proceso, de los requisitos y de las limitaciones existentes.


Si el perito defiende cualquier cosa y lo conocen en los juzgados, al final tendrá asociada una fama, que en caso de no ser positiva no va a beneficiarte.


4. En general un informe pericial psicológico no es algo barato por el número de horas que requiere todo el proceso. Hay que diseñar una intervención personalizada, realizar el análisis escribir, preparar la defensa y dedicar una mañana para ir a juicio. Si el precio que te ofrecen no se ajusta al tiempo de dedicación que te están diciendo que se necesita para su elaboración, duda de la calidad del informe o de la experiencia del profesional. Antes de empezar te recomiendo que solicites un presupuesto por escrito.


5. Asegúrate que tenga experiencia en asistir a juicio ya que sólo así podrá defender con contundencia tú caso. El desempeño de un perito forense se centra en 3 actividades y en todas ella ha de ser competente. 1ª fase o Evaluación (entrevista, pruebas psicométricas, análisis de datos e informaciones), 2º fase o de Redacción del informe (este ha de ser claro, inteligible y tener una estructura determinada) y 3ª fase o de Defensa del informe pericial.


Este tercer paso, que consiste en ratificar el informe el día del juicio y en que los asistentes (juez, fiscal, abogados) le pregunten, es de una importancia vital. La forma de presentarlo (confianza, convencimiento) es tan o más relevante que lo que está recogido en el informe.


Espero que estas indicaciones te sean de utilidad.

24 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2020 by Marisol Ramoneda | Psicóloga de Familia en Barcelona